En Transilvania, Rumania, está el castillo Bran, popularmente conocido como el castillo de Drácula, ¿te atreves a entrar?

Drácula no existió, nació de la imaginación de Bram Stocker (escritor irlandés), quien en realidad ni siquiera conocía Rumania. Además, la creencia popular es que en ese castillo vivió un personaje igual o más sanguinario que el mismísimo Drácula, de nombre Vlad Dracul, el empalador, pero no hay evidencia de que haya sido así (aunque sí pudo ser su inspiración). De cualquier modo es interesante conocerlo, entra e este enlace y decide si es un lugar misterioso o no:

http://www.bran-castle.com/