Chefchaouen, en Marruecos, se distingue por sus casas azules. ¿Por qué las pintaron de este color? Aunque no está muy claro, hay dos posibles razones: porque decían que este color aleja a los mosquitos o porque al llegar los refugiados judíos en 1930, decidieron pintar sus casas de ese color para imitar el azul del cielo y así diferenciarse del color verde que caracteriza al islam. Lo cierto es que es un lugar digno de visitarse y disfrutarse.
Síguenos en redes sociales

 

Entra y ve nuestro contenido que subimos en Instagram, Facebook, YouTube y  Twitter. ¡Nos vemos ahí!