Santiago de Compostela está en Galicia, España. Es lugar de peregrinación, ya que ahí descansan los restos del apóstol Santiago, pero también es un lugar increíble para pasar unos días y comer delicioso.

 

El camino de Santiago

Junto con Roma y Jerusalén, Santiago de Compostela es uno de los tres lugares más importantes de peregrinaje. Hay varios caminos (francés, portugués, primitivo, del norte, desde Sarria), y la elección de cuál hacer depende del tiempo disponible, ya que cada uno tarda diferente tiempo. En cualquier camino elegido se encuentran hostales para dormir a buenos precios y menús diseñados específicamente para los peregrinos. Hay quienes deciden hacer el camino en solitario y así dedicarlo a la introspección, como quienes van con amigos en plan más de diversión y otros que contratan agencias que les organizan el recorrido y hasta les llevan el equipaje de un punto a otro. Lo importante es lo que cada uno busca y encuentra en este trayecto hasta llegar a la Catedral de Santiago.

 

Catedral de Santiago

Aunque no hagas el camino, llegar a esta Catedral te impacta. Nosotros no hicimos el camino, y aunque ya teníamos la suerte de haber visitado esta ciudad y haber visto el botafumeiro en plena acción en una misa (un incensario muy grande que se pone en movimiento en algunas ocasiones), cada vez que entras sientes una gran emoción. Por fuera es maravillosa, pero el interior no se queda atrás. Puedes ver la tumba del apóstol Santiago, así como toda su magnificencia.

Puerta Santa

En la parte trasera de la Catedral se encuentra esta puerta que solo se abre la víspera del Año Santo. Nosotros pudimos entrar por ahí, ya que en 2021 permaneció cerrada por la pandemia.

Recorrido por su centro histórico

Aquí podrás ver todo esto: Las Plazas del Obradoiro, Quintana y Platerías; Palacio de Rajoy, Monasterio de San Martín Pinario, el colegio de San Jerónimo, el convento de San Francisco, entre otros sitios. Hay varios museos como el del peregrino.

Universidad de Santiago de Compostela

Cada año asisten 30 mil estudiantes a esta universidad, por lo que en la ciudad hay un ambiente muy juvenil.

Hostal de los Reyes Católicos

Este tradicional hotel está a un lado de la catedral, por lo que goza de una gran vista. Al aire libre hay una terraza donde puedes comer o beber algo y disfrutar el sitio, aunque no estés hospedado ahí.

Parque de la Alameda

Desde este parque tendrás las mejores vistas de Santiago, además de poder hacer un paseo muy agradable.

Mercado de Abastos

Cerca de la Catedral se encuentra este mercado con gran variedad de mariscos, frutas, embutidos, quesos, tartas de Santiago, vinos… Un deleite a los sentidos.

Extra: excursión de un día al fin del mundo

Puedes hacer este tour que incluye estos sitios, y sí vale la pena conocerlos.

Puente Maceira: es parte de la ruta del Camino de Santiago rumbo a Finisterre.

Muxia: Iglesia de la Virgen de la Barca. A este santuario vienen a pedir por os marineros que se hacen a la mar. Hay también un monumento de la cicatriz, por el desastre ecológico que causó el barco Prestige al naufragar.

Finisterre, el fin del mundo para los celtas y romanos de la antigüedad.

Muros: pueblo de agua y sal

Carnota, para ver hórreos (donde se guardan los granos). Aquí está uno de los más grandes de Galicia.

Tip secreto: Al caer la noche aparece la sombra del peregrino.  Acércate a la plaza de la Quintana y, junto a la Puerta Santa, en la base de la Torre del Reloj, verás esta imagen que no todos conocen, pero que admira a quien la ve.

Qué comer

Galicia en general se distingue por la magnífica calidad de sus mariscos, así que una parrillada mixta es una gran opción. También son increíbles sus pulpos a la gallega, pimientos de Padrón, y su tarta de Santiago (de pura almendra). Prueba el vino blanco de albariño, originario de Galicia.

Dónde hospedarse

Un hotel que nos gusta mucho es Rúa del Villar, ya que tiene una gran ubicación. También es buena opción el Hotel Compostela.

Cantidad de días recomendados:

La ciudad es pequeña y podrías verla en uno o dos días, pero si puedes estar de tres a cuatro días, tendrás oportunidad de verla y disfrutarla más, así como de comer con calma y explorar los alrededores.

Último tip: Aquí llueve con relativa frecuencia (escuchamos que si no te llueve en Santiago es que no has estado ahí), así que lleva impermeable o paraguas.