Moneda: Dólar de Singapur

 

Idioma:Ingles, malayo, tamil y mandarín.

 

Clima: Cálido y tropical todo el año.

Hace poco más de medio siglo era un pueblo de pescadores, pero el primer ministro Lee Kuan Yew junto con el Dr. Goh Keng Swee, hicieron el milagro económico en esa pequeña pero muy próspera nación. Claro, también es un país conocido por sus múltiples multas, verás carteles en varios sitios con las conductas que no están permitidas (como mascar chicle, escupir, cruzar la calle por lugares indebidos, fumar en lugares públicos, etc.).

 

Todo es a lo grande

Desde que llegas al aeropuerto de Changui sabes que están en “otra dimensión”. Está considerado el mejor del mundo y no es para menos. Además de ser muy eficiente, hay tanto qué hacer ahí que si le dedicas un tiempo pasarás un gran rato (entre otras atracciones cuenta con sala de cine, videojuegos, spa, más de 350 tiendas, jardines, salas y sillas reclinadas para que descanses, ¡hasta huele a té de orquídeas!).

Pero, bueno, hay que salir de ahí porque la ciudad también te deja impactado.

Esta se puede recorrer caminando, pues hay mucho que ver en todas partes, recuerda llevar calzado cómodo e hidratarte con frecuencia, pues hace muuucho calor.

 

Gardens by the Bay. Nuestra recomendación es visitarlo de noche, pues la iluminación es fantástica (y hacen dos veces cada noche un espectáculo de luces y sonido que se quedará en tus recuerdos para siempre). Toda la zona al aire libre es gratuita, excepto si deseas subir a la pasarela sobre los árboles. Lo más llamativo de este lugar son sus enormes árboles de acero recubiertos de plantas, que son sustentables (recogen el agua de lluvia y tienen células fotovoltaicas, que son usadas justamente para la iluminación). En esta zona están también el Flower Dome (domo de flores), con muchas especies vegetales en el invernadero; y el Cloud Forest (selva nubosa), que en verdad te dejará boquiabierto pues cuenta con vegetación de varias partes del mundo, cascada, montaña y una pasarela superior para observar toda esa magnificencia.


 

Marina Bay Sands. Hotel, centro comercial,  centro de convenciones y el reconocible Museo de Arte y Ciencia, que se ha convertido en un icono de Singapur. Si no estás hospedado ahí, vale la pena que subas al bar (por el costo de la entrada te incluyen una bebida) por la noche. La vista merece la pena.

Orchard Street. Es la calle comercial más importante de la ciudad, hay miles de tiendas y malls, pero además es bonita para recorrerla.

 

Barrio Chino, Arab Quarter y Little India. Son tres barrios diferentes, chino, árabe e indio. Cada uno tiene su encanto propio, templos, mezquitas, tiendas (que suelen ser baratas, pero no hay que dejar que nos vean cara de “turistas”) y restaurantes. Vale la pena adentrarse en todos.


Parque de Merlion. En este parque está el símbolo de la ciudad: Merlion (mitad pez, mitad león). Y todos queremos una foto a su lado.

Jardines Botánicos. Cuenta con una gran flora. Hay que recorrerlo y ver también sus fuentes, cascadas y esculturas.

Zoológico. Además de la visita diurna, por la noche hay un recorrido en otra zona de este lugar, donde los animales son nocturnos, así que los verás en su vida cotidiana.

Centros comerciales. Encontrarás muchos de ellos por varias zonas de la ciudad, la mayoría cuenta con tiendas de lujo, fuentes espectaculares y restaurantes. Además de todos los que hay en Orchard Street, puedes ir al Suntec City Mall, al Vivo City o hasta a uno subterráneo: City Link Mall.

Isla Sentosa. Llega fácilmente a este lugar en el que puedes pasar hasta varios días recorriendo sus atracciones, pero al menos visítalo un día. En el Resort World Sentosa están:

   * Acuario. Es el acuario más impresionante que conocemos, tiene muchas especies de distintas regiones del mundo y el panel acrílico más grande del mundo para contemplar la vida marina.

   * Universal Studios. Sí, aquí encontrarás este divertido parque de atracciones.

Además hay playas, restaurantes, tiendas y muchas atracciones más.

 

Dónde hospedarte. Intenta quedarte en el hotel Marina Sand, su icónica alberca es solo para huéspedes. Hay muchos hoteles lujosos en la ciudad, pero también los hay más económicos cerca de, por ejemplo, Little India.

Qué comer. Al ser un país multicultural, encontrarás delicias indias, chinas, árabes; hawker food (no están permitidos los puestos en la calle, así que asignan espacios con mesas y sillas y alrededor hay varios locales pequeños que te ofrecen variedad de alimentos cuya higiene y calidad están vigilados) y restaurantes de varias categorías, incluyendo con estrellas Michelin. El chili crab (cangrejo en salsa picante) es el plato nacional, así que no te lo pierdas.