Si bien el Muro de Berlín fue derribado el 9 de noviembre de 1989, se conservaron algunos tramos como recordatorio de su existencia. En uno de esos tramos está pintado un auto Trabant, muy codiciado (podían tardar diez años en recibirlo) en la República Democrática Alemana, en el que muchos ciudadanos se escondieron para intentar atravesar la frontera. Trabi, como le decían al auto, atraviesa por fin el muro en esta pintura. Por cierto, en sus placas está la fecha del día de la Caída del Muro de Berlín.