Si estás en Barcelona y tienes una mañana disponible, sin duda es buena idea visitar el Monasterio de Montserrat.

 

Se encuentra a una hora y puedes ir en auto, en un tour o en tren desde la estación de Plaza de España. Si vas en tren, puedes subir en teleférico hasta la zona del monasterio, claro que también hay quienes deciden subir a pie, pero esos no somos nosotros. En auto llegas hasta arriba y puedes estacionar, o aparcar como lo dicen allá, o en autobús turístico, que te deja justo frente al monasterio.

 

Desde que vas llegando te vas maravillando, pues está enclavado en lo alto de la montaña, entre rocas gigantescas. En verdad la vista es espectacular. Aunque a nosotros nos tocó mucha neblina, tuvimos algunos momentos despejados y pudimos disfrutar mucho desde lo alto.

Entrar al monasterio no tiene costo, pero obvio no se puede ingresar mientras hay un servicio religioso. Es recomendable sacar el ticket para ver y escuchar a la Escolanía de Montserrat, chicos que cantan como los mismos ángeles. Esto tampoco tiene costo, pero hay que pedir ahí mismo la reserva.

.

Al igual, sin costo, pero sacando la reserva, hay que pedir horario para subir por las escaleras laterales al camarín, para ver de cerca a la virgen de Montserrat, también llamada La Moreneta.

Otra opción es pagar por una audioguía y escuchar la historia y los detalles de este interesante lugar, que comenzó siendo una ermita por los años 800 después de Cristo, después, en 1025 se fundó el monasterio y en 1409 se convirtió en abadía.

 

Este es un sitio de peregrinaje, en el que también puedes ofrecer una veladora a la virgen.

Al salir, pasa por los diferentes puestos de productos locales, nosotros probamos el mató, que es un queso fresco al que le agregan un poco de miel. Y con eso concluimos la visita a este increíble lugar.

Moneda: Euro

Idiomas: Catalán y castellano