Moneda: Euro
Idioma: Español

Quizá sea su ubicación en la costa, quizá su gente amable y alegre, sus noches de tapas, o todo junto, pero lo cierto es que llegas a esta ciudad del suroeste de España y te sientes feliz.

Plaza San Juan de Dios y Ayuntamiento

En esta plaza se encuentran el Ayuntamiento, la iglesia de San Juan de Dios y la Casa de los Pazos Miranda. A su alrededor hay bares, cafés y restaurantes.

Catedral

Su nombre es Santa Cruz sobre el mar (qué lindo). Se comenzó a construir en el siglo XVIII, dado el auge del comercio con América. Sin embargo, cuando las invasiones francesas y posteriormente las colonias americanas se independizaron, hubo crisis económica en la ciudad. Esto provocó que su construcción tardara más de lo proyectado, y hubiera cambios de estilos arquitectónicos notorios en su fachada. Pero esto la hace especial y reconocible, sin duda. Sube a la Torre de Poniente para una bonita vista de la ciudad.

Paseo marítimo

Caminar sin prisa, tomar fotos, sentirte de paseo; eso se siente al pasar por aquí.

Castillo San Sebastián y Castillo de Santa Catalina

Encontramos ambos cerrados, pero al menos nos acercamos un poco. Ambas fortalezas están en la playa Caleta, construidas para defender la ciudad.

Plaza de España

Aquí se encuentra el Monumento a la Constitución, erigido en 1912 (por la conmemoración del centenario de la Constitución española de 1812).

Puerto

Este puerto tuvo mucha importancia en el pasado. Actualmente sigue teniendo relevancia como destino de cruceros y ruta comercial.

Playas

Si el día lo permite, pasa al menos una mañana relajante en una de sus playas como Caleta, Cortadura o María del Mar. 

Tip. Nosotros rentamos auto, pero una vez que llegamos, no lo utilizamos más. Es absolutamente caminable y encontrar estacionamientos (parking) disponibles no es lo más sencillo, en especial en verano.