New Orleans: jazz, beignets y mucho más 🇺🇸

New Orleans: jazz, beignets y mucho más 🇺🇸

Ir a New Orleans es disfrutar del jazz, los deliciosos beignets y de mucho más. Es una ciudad sureña de Luisiana, Estados Unidos de América, muy diferente al resto del país. Su historia es muy interesante, así como su arquitectura (por la misma razón) y su gastronomía (ídem).

En su historia: Francia, España, África y mucho más

Se fundó como colonia francesa, después pasó a manos de España antes de volver a ser francesa hasta que Estados Unidos compró el estado de Luisiana. Había mucho comercio de esclavos africanos, así como habitantes criollos y migrantes caribeños.

Lo imperdible

Recorrer Bourbon Street y Royal St.

Bourbon Street es la calle más famosa, viva, loca y ruidosa de la ciudad y se ubica en el Barrio Francés. A cada paso hay algún bar o local donde se toca música, se venden bebidas también para llevar (es legal beber en la calle) y se ven todo tipo de personas y personajes en gran bullicio. Aquí es también donde se disfruta Mardi Gras, el carnaval más famoso y desenfrenado del país, en el que desde los balcones se lanzan collares multicolores. Por cierto, Mardi Gras significa Martes Grasiento (sí, porque se realiza el último martes antes de iniciar la Cuaresma y renunciar a comer carne).

Royal Street es paralela a Bourbon, pero cambia totalmente el ambiente. Aquí hay galerías, restaurantes, antigüedades y algunos músicos de blues que le dan un encanto especial.

Jackson Square

También dentro del Barrio Francés, esta plaza está repleta de adivinos, pintores y artistas, así como árboles hermosos. Aquí se encuentra la Catedral de St. Louis, muy francesa, en la que tuvimos la suerte de ver la salida alegre de una boda precedida por la típica banda.

Café du Monde

En las películas que se filman en esta ciudad no puede faltar una visita a este lugar, en el que solo venden beignets (masa frita con azúcar glass) y café (o chocolate). Aunque siempre hay filas para comprarlos, es una visita obligatoria, pues son realmente deliciosos.

Tranvía de St. Charles Avenue

Es usado como medio de transporte en la ciudad, y como turista puedes disfrutar un lindo y cómodo paseo.

Frenchmen Street

¿Los mejores clubes de jazz? Aquí. Recomendación: The Spotted Cat, Maison, Café Negril.

 

Paseo en el Mississippi

Este recorrido no puede faltar en tu visita, lo puedes hacer de día o noche, con o sin alimentos. En este barco de vapor Natchez recorres el río mientras escuchas jazz en vivo.

 

 

El impresionante Museo Nacional de la Segunda Guerra Mundial

Es un museo enorme, dedica al menos una mañana para recorrerlo, pues es muy interesante, interactivo y con mucha información de este suceso, desde la experiencia americana.

 

Parque Louis Amstrong

Este parque dedicado a su habitante más distinguido, es escenario de festivales de música en vivo durante todo el año.

 

Cementerio Lafayette no. 1

Sí, en esta ciudad la visita al cementerio a conocer la tumba de Marie Laveau (la reina del vudú), es parte de los atractivos, así como también hay tours vudú.

Plantaciones y haciendas

Si tienes tiempo, recorre las antiguas plantaciones de caña de azúcar y las haciendas, así como recorrer los pantanos cercanos a la ciudad.

Dónde hospedarse

Una recomendación importante es no hospedarse en Bourbon Street, pues la música y el ruido no se detienen en toda la noche. Una buena zona para quedarse es en el Barrio Francés o la zona financiera.

Disfruta de la música por muchas calles de la ciudad.

 

Qué comer

La comida cajún y criolla es realmente deliciosa. ¿Algunas sugerencias? Etoufee de cangrejo de río, jambalaya, gumbo, ostras, sin faltar los po boys.

Houston, tenemos un viaje 🇺🇸

Houston, tenemos un viaje 🇺🇸

La famosa frase “Houston, tenemos un problema” (pronunciada el 13 de abril de 1970 por los astronautas de la NASA de la misión Apollo 13), viene a nuestra mente cuando mencionamos la ciudad de Houston (y cuando tenemos un viaje en puerta a esta ciudad). Lo cierto es que, además de ser un lugar muy próspero, tiene algunos puntos imperdibles para visitar.

Es importante considerar que las distancias son largas, así que es conveniente rentar un auto desde la llegada al aeropuerto.

Un día en la NASA

Este es un lugar básico que se debe recorrer. Aquí puedes ver cómo se entrenan, duermen, se bañan y se alimentan los astronautas; así como tocar una roca lunar, entre otras actividades. La nueva exhibición es Misión Marte, para entender cómo podría el humano transportarse en ese planeta.

Go Astros go!

El equipo de béisbol profesional Astros, compite en el estadio Minute Maid Park, en el centro de la ciudad. Los partidos son emocionantes y el ambiente se enciende cuando ganan.

Shopping en The Galleria

The Galleria es el centro comercial más grande de Texas. Fue construido en 1970 y ha tenido algunas remodelaciones. Encontrarás las tiendas de las principales marcas de lujo y también de gama media.

La isla de Galvestone

A menos de una hora en auto desde el centro de Houston, está la isla de Galvestone, a la que puedes ir un par de días o al menos uno. Cuenta con un pequeño parque de atracciones, restaurantes (nuestro favorito es Joe´’s, para saborear patas de cangrejo, mejillones y camarones) y, por supuesto, tomar el sol en la playa.

Parque de atracciones Kemah Boardwalk

Ya sea que vayas desde Houston (45 minutos) o desde Galvestone (35 minutos), para un día completo ahí. Hay diferentes juegos como montaña rusa, restaurantes, tiendas y música en vivo.

Acuario

En el centro de la ciudad está el acuario que si bien no es enorme y se recorre en poco tiempo, puedes acariciar a las rayas, comer en el restaurante (las paredes son parte del acuario) y hacer un recorrido en el trenecito para ver a los tiburones.

Zona de museos

El más interesante es el Museo de Ciencias Naturales, que cuenta con un planetario, exposición de mariposas, centro de paleontología y diversas exhibiciones temporales. Cerca de ahí está el zoológico, para ver animales conocidos, pero también especies exóticas.

Buffalo Bayou Park

Este brazo de río es ideal para pasear en kayak o canoa y hacer un picnic para disfrutar el paisaje natural.

 

Houston es un lugar para hacer compras (en pleno centro hay un centro comercial subterráneo por si el clima es demasiado caluroso o frío en la superficie), pero también para disfrutar de varias actividades y de sus restaurantes.

Mahahual y Bacalar: destinos de relax 🇲🇽

Mahahual y Bacalar: destinos de relax 🇲🇽

Moneda: Peso
Idioma: Español

Muchos de nosotros estamos buscando destinos de relax después de tanto encierro; Mahahual y Bacalar (en el estado de Quintana Roo, México) son una gran opción.

Al salir desde la Ciudad de México, se llega a Chetumal en dos horas. Nosotros decidimos rentar un auto y comenzar visitando Mahahual, que está a dos horas de Chetumal, aproximadamente. Otra opción es ir en autobús ADO, que llega al centro de Mahahual, donde están la mayoría de los hoteles.

Dónde hospedarte

Una observación importante es que ese destino de playa no de gran turismo, así que no esperes grandes hoteles ni hoteles boutique lujosos. Aquí las opciones son, hoteles de máximo 4 estrellas, como Kalma 40 Cañones, donde nos hospedamos y nos pareció la mejor opción para nosotros. Las habitaciones cuentan con lo básico, el restaurante ofrece platillos bien elaborados (nos fascinaron los camarones al coco y el pescado al horno para la comida y los huevos motuleños para el desayuno), y su club de playa es el mejor de la zona. En esta parte de la playa tienen mallas en el mar para impedir la llegada del sargazo (que huele a rayos), así que está muy limpia y parece una alberca gigante (aún ves peces). Al elegir hotel, verifica que su playa no tenga sargazo, pues vimos algunos que apestan y es imposible meterse al agua, por lo que se tiene que pagar para entrar a otro club de playa y eso ya no es cómodo y es un gasto que no estaba en el presupuesto.

Si lo tuyo es un plan bohemio, la recomendación es Blue Kay, con cabañas pequeñas, bungalows compartidos, club de playa y temazcal.

¿Qué hacer?

Además de disfrutar la tranquila playa y comer sin prisa, un must es ir de snorkel. Fuera de muchos hoteles te ofrecen el servicio ($350), te llevan en una lancha a ver peces y tortugas y te proporcionan un tubo nuevo para respirar y un visor. Claro que si eres pro, lo ideal es ir a bucear a banco Chinchorro, que es la segunda barrera de arrecifes de coral más grande del mundo.

Si vas con niños, visita Mayá Lost Mayan Kingdom, un parque acuático con muchos toboganes. Verifica si está abierto, pues lo han cerrado en varias ocasiones durante la pandemia.

También puedes caminar por el malecón y llegar al faro (puedes rentar una bicicleta). En el camino disfruta unas marquesitas (dulce típico yucateco: una especie de crepa cocida entre dos planchas de acero, rellena de queso Edam holandés con o sin otro ingrediente como dulce de leche, crema de avellana y otros) o un rico helado.

De Mahahual a Bacalar

Si bien toda esta zona del estado mexicano de Quintana Roo es realmente hermosa y se puede hacer un recorrido que incluya Tulum, Playa del Carmen, Cancún, etc., nosotros optamos por ir a Bacalar, pues es un destino que no conocíamos. Está a solo hora y media de Mahahual, ya sea en auto o en autobús.

Bacalar

Bacalar es uno de los tres poblados junto a la Laguna de Bacalar (mide más de 50 km), y ahí hay una gran oferta de hoteles y hostales.

Dónde hospedarte

Nosotros elegimos Rancho Encantado y nos gustó mucho, su relación precio-calidad es adecuada y su personal es muy amable. Cuenta con 33 bungalows alejados unos de otros en medio de mucha vegetación, restaurante con vista a la laguna y buenos platillos (nos fascinaron los camarones con amaranto, el filete sobre puré de camote y chaya y los tacos de carnitas de atún con piña y chile habanero), spa, alberca, jacuzzi (donde conocimos a Irene y Fernando, una increíble pareja española, que estaban de luna de miel en México y realmente los apreciamos en ese tiempo de convivencia -y, por supuesto, les deseamos una vida juntos muy feliz-). Otra opción es el hotel Mía, lujoso, o el hotel Centro Holístico Akal Ki (cabañas en la laguna que funcionan con energía solar).

Qué hacer

Laguna de Bacalar

Obviamente lo principal es conocer la laguna. El hotel cuenta con muelle y desde ahí contratamos el paseo en la lancha en el que van máximo 6 personas (y felizmente coincidimos con nuestros nuevos amigos Fernando e Irene). En el recorrido visitas tres cenotes (Negro, Esmeralda y Cocalitos ), el canal de los piratas (sí, Bacalar era blanco de ataque de piratas, corsarios y bucaneros pues se llevaban el Palo de Tinte, un árbol con el que se teñía la ropa en aquél entonces), los estromatolitos (llamadas también piedras vivientes o coral de agua dulce, pues están formadas por millones de bacterias capaces de realizar la fotosíntesis, son la evidencia más antigua de vida en la Tierra), y un tiempo para nadar en la orilla de la laguna.

Es importante no usar filtros solares ni ninguna crema al sumergirse en la laguna, pues esto daña mucho el ecosistema. En este momento de nuestra visita, la laguna está en proceso de recuperar sus 7 colores, perdidos por las lluvias y escurrimientos excesivos del año pasado.

Fuerte de San Felipe

Vale la pena ir al centro del poblado (en auto o taxi si tu hotel no está al lado), y entrar al Fuerte San Felipe, construido en 1733 para defenderse de los piratas que entraban por el canal de los piratas. Ahí encontrarás el museo, y sabrás qué piratas famosos surcaron los mares para atacar Bacalar, y entre ellos dos mujeres piratas (Anne Bonny y Mary Read).

Al salir del Fuerte pasea por las calles, disfruta alguno de sus restaurantes y entra al mercado de artesanías (es pequeño, pero tiene cosas lindas).

Zonas arqueológicas

La cultura maya es muy interesante y en toda la Península de Yucatán hay impresionantes sitios arqueológicos. Habíamos pensado ir a Chacchoben, pero estaba cerrado por la pandemia, así que descubrimos Kohunlich.

Kohunlich

En auto llegamos en una hora, y nos encantó. Es una ciudad maya de gran tamaño construida a principios del siglo VI d.C. y abandonada en el siglo XII o XII d.C. Fue planificada para incorporar un eficiente sistema de recolección de agua que se almacenaba en enormes cisternas.

Aquí verás El Juego de Pelota, la Acrópolis, Plaza Merwin, Plaza de las Estelas. Los 27 escalones, pero lo que más nos impresionó fue el Templo de los Mascarones. Este palacio tiene una escalinata principal al centro desde donde se aprecian los increíbles y bien conservados mascarones.

La selva en la que se encuentra es exuberante y dicen los habitantes que por las noches salen los jaguares a cazar.

Regreso

A solo media hora de Bacalar en auto está el aeropuerto de Chetumal, así que es fácil emprender el regreso. Lo difícil es dejar la zona, que en verdad vale la pena y nos dejó un gran sabor de boca, piel bronceada y ganas de regresar.

Un vistazo a Puebla 🇲🇽

Un vistazo a Puebla 🇲🇽

Puebla tiene mucha historia, pero también es muy moderna. ¡Vamos a echarle un vistazo!

La bella ciudad de Puebla de Zaragoza está a solo dos horas de la Ciudad de México. Es un lugar repleto de historia, excelente gastronomía como el mole o los chiles en nogada, entre muchas otras delicias, y mucho qué ver.

Algunos lugares imperdibles son:

Museo Internacional del Barroco diseñado por Toyo Ito, ganador del Priztker en 2013.

Museo Amparo. Este edificio albergó la primera institución de salud de la ciudad en 1538, y para la fundación del museo fue restaurado por el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez. Ahí verás arte mexicano precolombino.

Catedral Basílica. Fue construida en los siglos XVI y XVII y es imponente por fuera y por dentro.

Biblioteca Palafoxiana. En 1646, el obispo de Puebla, Juan de Palafox y Mendoza donó su biblioteca personal con más de 5 mil volúmenes (ahora hay más de 43 mil).

Capilla del Rosario. Sus altares están cubiertos de oro.

Africam Safari. Un zoológico en el que los animales están libres y tú los admiras desde un vehículo.

Callejón de los sapos. Para comprar artesanías y antigüedades.

Fuertes de Loreto y Guadalupe. Aquí tuvo lugar la Batalla de Puebla, en contra de los invasores franceses.

Museo Casa de los Serdán. Casona del siglo XIX, en la que hubo el primer tiroteo de la Revolución Mexicana en 1910.

Prueba el mole, el chile en nogada y los dulces típicos.

Un paseo virtual por puebla:

Enlace Zócalo Puebla: http://www.pueblacapital.gob.mx/recorridos/zocalo-2/

Enlace Museo Loreto: http://www.pueblacapital.gob.mx/recorridos/fuerte-loreto/

Enlace recorridos Puebla: http://www.pueblacapital.gob.mx/recorridos/

 

 

15 lugares imperdibles en San Francisco 🇺🇸

15 lugares imperdibles en San Francisco 🇺🇸

Mira los mejores 15 lugares para visitar en San Francisco.
Moneda: Dólar
Idioma: Inglés
Visa: Es requisito para muchas nacionalidades.

Esta es una de las ciudades más bonitas e interesantes (a título personal) de Estados Unidos. Es ideal para recorrerla caminando, aunque a algunos sitios sí es necesario tomar el tranvía (que en sí mismo es una atracción), o un taxi. Sí, es cierto que al ser montañosa a veces puede resultar cansado, pero tómalo con calma y disfruta cada rincón.

Golden Gate

Este emblemático y fotografiado puente es el símbolo de la ciudad. Puedes atravesarlo en auto, autobús, bicicleta o a pie.

Twin peaks

Subir a esta colina te garantiza las mejores vistas de la ciudad.

 

Palacio de Bellas Artes

Cerca del Golden Gate encontrarás este edificio cuyo estilo no va con el resto de la arquitectura, lo que lo hace muy notorio.

Downtown

Aquí verás rascacielos y la zona comercial de Union Square (es inevitable hacer shopping al venir a este país, así que relájate y compra).

Fisherman´s Wharf

En esta zona del antiguo puerto pesquero puedes pasar muchas horas de entretenimiento, hay tiendas, restaurantes, espectáculos. No te pierdas el muelle Pier 39, donde  los leones marinos descansan y se sienten a salvo.

Barrios imperdibles

Da un paseo por Chinatown, visita sus tiendas y camina sus calles. También ve a Little Italy y, por supuesto, come en alguno de sus restaurantes.

Haight-Ashbury es el barrio que fue el centro del movimiento hippie en los años 60. En este están las famosas casas victorianas Painted Ladies, que seguro has visto en varias películas. El barrio Castro es el centro de la comunidad gay.

SFMOMA

Es el Museo de Arte Moderno que vale la pena visitar.

Museo Judío Contemporáneo

A decir verdad no lo visitamos por dentro (hay exposiciones temporales y ya no nos dio tiempo), pero su arquitectura es digna de admiración.

Oakland Bay Bridge

Aunque no es el puente más famoso, mide casi seis kilómetros.

City Hall

Es el centro cívico y su cúpula es la quinta más grande del mundo.

Lombard Street

Es la calle más visitada de la ciudad ya que, al ser tan empinada, se decidió hacer el camino en zigzag, así que tiene ocho curvas. Además, está repleta de pequeños jardines muy bien cuidados. Puedes transitarla en auto o a pie.

Cárcel de Alcatraz

Se han filmado películas del escape de esta prisión de máxima seguridad situada en la isla del mismo nombre. Hay mitos, leyendas, prisioneros famosos. Es un lugar al que hay que ir, aunque no descartes sentir una energía extraña al recorrerla. ¡Muy importante! Compra tu boleto desde que planees el viaje, pues hay poca disponibilidad. www.alcatraztickets.com

Sausalito

Atravesando el Golden Gate (puedes ir en bici o en taxi), llegas a este pequeño poblado con lindas casas y buenos restaurantes. Es ideal pasar un día ahí, disfrutando la tranquilidad, pues está prohibido hacer ruido excesivo, como tocar el claxon de los autos o autobuses.

Muir Woods

A solo 12 kilómetros del Golden Gate está este parque nacional con secuoyas gigantes. Camínalo, respíralo, recórrelo tanto como te sea posible. Es un lugar que se quedará en tu corazón.

 

Qué comer.

Una buena sopa de almejas (clam chowder) servida en un pan campesino, el dungeness crab (cangrejo con fideos) y todo aquellos platillos con mariscos.

 

Postre por la tarde.

La famosa chocolatería Girardelli es el lugar perfecto para sentarse en alguna de sus fuentes de soda (en la plaza del mismo nombre) a saborear un chocolate caliente, malteada o café después de comprar una gran bolsa de chocolates surtidos en sus tiendas. Además, son el regalo perfecto a tu regreso.

 

Hay tanto que ver,  y gozar en esta ciudad, que merece ser visitada por varios días, y regresar tantas veces como sea posible. Sí, ya notaron que me gusta mucho.

Mérida, de sorpresa en sorpresa

Mérida, de sorpresa en sorpresa

Moneda: Peso mexicano.
Idioma: Español, en muchas comunidades hablan maya.
 

Extrañamente no la habíamos visitado, pero ahora queremos volver mil veces más. Además de ser la capital del estado de Yucatán en México (y de ser muuuy calurosa), es una ciudad fascinante que tiene de todo: cultura, historia, sitios arqueológicos, playas cercanas, cenotes, gente buena y amable y una gastronomía que fascina a propios y extraños.

Nosotros optamos por rentar un auto y así poder recorrer los alrededores a nuestro aire. Otra opción son las excursiones organizadas. Muy importante: lleva contigo agua, filtro solar, sombrero o visera y repelente de insectos.

Centro de la ciudad. Es un lugar tranquilo y bonito, con su catedral, su plaza, su gente paseando sin prisa. En las callecitas aledañas hay varios restaurantes y tiendas.

Chichen Itzá, Uxmal, Bonampak, Dzibilchaltún. A pocos kilómetros de Mérida encontrarás diversos sitios arqueológicos que te dejarán realmente asombrado. Chichen Itzá, por ejemplo, es una de las nuevas maravillas del mundo.

Manglares, cenotes y cuevas. Recorre manglares en una lancha (se puede nadar en ciertas áreas, pero hay que tener cuidado con la fauna). Hay varios cenotes para visitar y meterse, con las debidas precauciones.

Haciendas henequeneras. El henequén (también llamado oro verde) fue base de la economía de la región y por ello hay grandes haciendas en las que se cultivaba. Algunas se pueden visitar y hasta cuentan con restaurantes. Las bodas están de moda en estas.


Gran Museo del Mundo Maya. Un lugar recomendable para conocer más de la impresionante cultura maya.

Paseo de Montejo. Es la avenida principal de la ciudad, cuenta con casas coloniales muy bien conservadas y la tradicional heladería Colón, entre otros sitios.

Progreso. Este puerto tiene playas en las que puedes pasar el día felizmente y restaurantes para gozar la comida yucateca.

Celestún. Es un tranquilo pueblo pesquero. Ahí puedes ir en una lancha a ver a los flamencos, aunque no es conveniente acercarse mucho para no molestarlos.

Izamal. Es una ciudad colonial y sitio arqueológico. Sus edificaciones son amarillas, pues se dice que en 1993, cuando el Papa Juan Pablo II visitó este pueblo mágico, sus habitantes decidieron recibirlo con el color característico de la bandera del Estado Vaticano.

Qué comer. La comida yucateca es de verdad deliciosa y, como si fuera poco, hay muchos lugares en los que notarás que el precio es módico. Prueba la sopa de lima, cochinita pibil, papadzules, panuchos, salbutes, huevos motuleños, queso relleno, frijol con puerco, relleno negro, pibipollo, pescado a la Tikin Xic, entre otros.

Qué beber. Un vaso grande de agua de chaya (hojas que deben estar cocidas) puede calmar la sed en esta calurosa ciudad.


Antojito: una marquesita al caer la tarde mientras se pasea en el centro de la ciudad. Es una especie de cono (como de helado) relleno de queso Edam o de bola.